Pozo del Tío Rodrigo

El Pozo del Tio Rodrigo, es según cuentan los escritos de un antiguo libro de Corografía datado en el siglo XVIII y escrito por D. Antonio Gómez de LaTorre Contador oficial de la que entonces era provincia de Toro, "un pozo o manantial que se asienta en un alto a no más de un cuarto de legua tanto de Toro como de Tagarabuena" . Este pozo o manantial es uno de los de los tres con los que se abastecía la ciudad, y este por ser su agua más buena y abundante era el elegido para no tener que bajar al río a por agua. La zona se aparta un cuarto de legua tanto de Toro como de Tagarabuena hoy barrio a las afueras de la ciudad.