Palacios

Otro de los placeres de la ciudad de Toro es la visita a sus palacios. Aunque con estructuras similares en su factura, todos ellos tienen un encanto especial que rememora épocas pasadas de condes, duques y reyes

PALACIO DE VALPARAÍSO

Este palacio se encuentra anexado al lado izquierdo del antiguo Hospital de la Cruz
Edificado en el siglo XVIII tiene una fachada lineal, construida totalmente en piedra. De  dos alturas: La planta baja con ventanas cubiertas por rejas de hierro en típica construcción palaciega toresana y la planta superior con balcones. Sobre la portada el blasón de la familia Vivero, ascendientes de los marqueses de Valparaíso.

PALACIO DE LAS BOLAS

El palacio se sitúa frente al actual  Mercado de Abastos y al lado del  Convento de las Mercedarias Descalzas aquí se halla este antiguo palacio del siglo XVII. Construido en  ladrillo y piedra, con dos plantas de altura como en casi todos los casos del entorno palaciego toresano, destaca la rejería de forja de sus balcones. Dos torres con un cuerpo principal es la estructura del palacio en la que se conservan sobre su puerta y lucen los escudos de los marqueses de Gros y sus descendientes, así como unos relieves de piedra en forma de bola, lo que dan nombre a la construcción y a la calle donde se ubica el conocido palacio.

LA CASA DE LA NUNCIATURA

Este palacio se encuentra prácticamente colindando con el Monasterio de Santa Sofía y está considerado como uno de los edificios civiles más importantes del conjunto histórico de Toro. Interiormente rehabilitado,  y del que se ha mantenido su fachada, es propiedad particular de los descendientes de la familia Manso, y no puede visitarse por dentro.

EL PALACIO DE LOS CONDES DE REQUENA

El edificio situado en  la Plaza de Santa Marina es el conocido Palacio de los Condes de Requena,  es la sede de la Denominación de Origen del Vino de Toro y de la oficina municipal de Obras y Urbanismo aunque la DO Toro se trasladará en breve a su nueva sede. Es un palacio gótico, construido en piedra en el siglo XV y fue  residencia de los Condes de Requena,  fue cuartel de milicias y colegio de los Escolapios. Restaurado y acondicionado posee una bodega espectacular visitable en breve.
16 blasones e insignias circundan su patio interior principal dispuestas en torno a un claustro de bella factura realizado en  piedra labrada y madera, en ella abundan las escenas de caza y tauromaquia. En el mismo palacio una capilla anexada junto con otras edificaciones que ocupan toda una gran manzana en el interior de la villa toresana.


EL PALACIO DE LOS CONDES DE CASTRILLO (Actual CASA DE CULTURA)

Palacio situado en la calle Corredera arteria principal de tránsito y entrada a la ciudad. Cerca de la Torre del Reloj y del Arco de la Corredera, esta casa-palacio ha sido reconvertida en la Casa Municipal de Cultura "González Allende", donde existe una biblioteca y varias salas de exposiciones.
Se construyó en ladrillo, aunque su portada es de piedra, su fachada mantiene en perfecto estado de conservación tres blasones y un balcón de estilo gótico. En la fachada  la puerta está retranqueada, y a los lados de la misma otros dos cuerpos, a modo de torreones flanquean la entrada.

PALACIO DE BUSTAMANTE

Casa palaciega construida muy cerca de la Iglesia de San Sebastián y el Palacio de los Deportes. El Palacio construido por Pedro I (rey de Castilla en el siglo XIV), aunque reformado en el XVI. Actualmente es de propiedad particular y está siendo rehabilitado,  conservando su fachada. De dos alturas, la fachada es toda de ladrillo salvo la portada de piedra, sobre la que lucen los escudos de armas de los Bustamante, al igual que en la esquina del edificio, el orden es típicamente toresano al igual que el de los otros palacios toresanos


PALACIO DE LOS MARQUESES DE ALCAÑICES

Casi al lado del Palacio de Bustamante se encuentra el edificio, que es sede de la Casa fundacional y Colegio de las Hermanas del Amor de Dios. Se construyó en el siglo XVI,  y a diferencia de los anteriores se hizo con tres plantas de altura y fachada de ladrillo. En la planta baja, ventanas están protegidas por rejas reticulares de hierro forjado, en la segunda planta balcones -de tipo renacentista-, y en la última planta, una galería de arcos campanales que difieren del orden arquitectónico palaciego de la ciudad.
El edificio fue la última residencia del Conde Duque de Olivares, y también se celebró la boda de Doña Juana (hija de Carlos I) con Don Juan Manuel (rey portugués). Tras el palacio se encuentran las ruinas de la Iglesia de San Pedro del Olmo.

PALACIO DE LAS LEYES

Palacio de la corona castellano-leonesa. En 1505 se leyó el testamento de Isabel “La Católica”, proclamando heredera de Castilla a su hija Juana y regente al rey Fernando. Se promulgaron también las 83 Leyes que llevan el nombre de Toro. Solamente se conserva la portada de estilo gótico

.